La constante negativa de uno de los padres a otorgar el permiso para salir del País por periodos cortos y determinados, no puede constituirse en una herramienta de extorsión, control  y de manejo indebido.

La Constitución Nacional habilita a entrar y salir del País libremente conforme las leyes que regulan ese derecho, y por ello, ante la negativa a otorgar un permiso, se debe recurrir a la venia supletoria judicial.

En recientes fallos se viene otorgando -con condiciones- la autorización amplia hasta la mayoría de edad para evitar las situaciones antes mencionada, y para evitar la carga económica de tener que hacer una autorización judicial o notarial frente a cada viaje.

El derecho de veto que se establece en nuestro Código Civil es una de las formas de ejercicio de la patria potestad o derecho de custodia, pero no puede ser usado en forma abusiva.